martes, 2 de julio de 2013

PRIMER CUMPLEAÑOS DE LA HUERTA SIN PUERTA

El 1 de julio de 2012 cerca de un centenar de vecinos y vecinas y de amigos y amigas del barrio se daban cita en un solar municipal abandonado en el Paseo del Jardín Botánico bajo un sol de castigo. La razón: incorporar ese solar a la vida del barrio a través de un huerto ecológico. Con más ilusión que claridad en lo que iba a ser aquello, entre la confianza de unos y el escepticismo, los participantes comenzaron a cortar la hierba, picar, quitar piedras, mover tierra, colocar plantas y semillas, ... Había nacido el huerto comunitario de La Victoria que más tarde sería bautizado como La Huerta sin Puerta.

Poco a poco este proyecto ha crecido con el calor y el apoyo de los vecinos y vecinas hasta llegar al primer año que celebramos el 1 de julio de 2013.

En este año la Huerta sin Puerta se ha convertido en un espacio que integra la producción agrícola en la vida del barrio, que enseña a vivir en equilibrio con la tierra dentro de la ciudad, que es punto de encuentro para los vecinos del barrio y de fuera del barrio, que genera participación e implicación comunitaria, que vive la solidaridad (parte de la cosecha se ha entregado a Cáritas y a Entrevecinos), que muestra que otra economía es posible.

No han faltado las dificultades y hay todavía bastantes retos para garantizar la continuidad del proyecto. Pero no es el momento de deterse en ello. Es tiempo para celebrar que este proyecto de todos y de todas, donde participan pequeños y mayores, familias, asociaciones, ... continúa desarrollándose. Y eso es lo que hicimos el lunes 1 de julio, realizando labores hortícolas, con tres talleres (espantapájaros, hotel de insectos y análisis del agua), con la gran olimpiada de Biciboma, con el sorteo de los ajos, merendando y, sobre todo y ante todo, compartiendo una tarde de encuentro y tranquila conversación de unos con otros.

Aquí dejamos unas fotos que muestran lo que fue esa tarde.


lunes, 1 de julio de 2013

LAS CARITAS PARROQUIALES AGRADECEN LA SOLIDARIDAD DEL BARRIO

Las Cáritas Parroquiales, y sobre todo en nombre de las personas y familias a las que estamos apoyando, agradecemos el gesto del Mercadillo Solidario, especialmente el esfuerzo que ha supuesto estar desde la nueve de la mañana hasta las dos y media de la tarde bajo el sol ardiente que nos ha regalado el domingo 30 de junio.


Vista panorámica del Mercado Solidario
 Más allá de lo meramente económico, que ya es importante, porque nos va a permitir afrontar gastos de electricidad, gas, teléfono, medicinas, alimentos, material escolar ..., para nosotros ha resultado especialmente gratificante dos cosas. Que no os hayáis olvidado de las víctimas de esta sociedad injusta y que, en cierta manera, hayáis reconocido el valor y la importancia del trabajo que estamos haciendo.

Somos conscientes de que las dos Cáritas Parroquiales no tenemos la capacidad de solucionar los problemas de las familias y personas que se acercan a nosotros, algunos muy complejos. Pero también, porque lo vivimos en el día a día, sabemos que para ellos el ámbito de escucha que supone nuestro humilde servicio de acogida, el pequeño alivio que es que no les corten la luz o disponer del gas para cocinar o lavarse, saber que no están solos en su situación, ... es mucho para seguir adelante.

Entrega de la cantidad obtenida en el Mercado
También somos conscientes que nuestra labor no la podemos realizar solos. Somos dos grupos de diecinueve voluntarios y voluntarias. Lo que hacemos lo podemos hacer gracias al apoyo de nuestras comunidades parroquiales, de muchas personas anónimas que se privan de algo para compartirlo con los demás y de gestos como el que habéis organizado. Por eso, vosotros también sois parte de la acción que realizamos.


Reiteramos el agradecimiento y lo acompañamos del compromiso de que el dinero del esfuerzo realizado será utilizado lo mejor posible en beneficio de las familias y personas de nuestro barrio que están pasando por dificultades sociales, no sólo para cubrir necesidades básicas, sino para que les ayude a crecer en autonomía y que sean protagonistas en la solución de los problemas que tienen que afrontar.

Cáritas Parroquiales de Nª Sra. de La Victoria y Nª Sra. de La Merced

FIESTA DE LA PARTICIPACIÓN

El domingo 30 de junio podemos considerarlo como el Día de la Participación en el barrio de La Victoria.

Dos eventos programados en el marco de las Fiestas del Barrio lo justifican:
  • La FERIA DE ASOCIACIONES, en la que parte importante del movimiento asociativo  del barrio mostró a la vecindad su actividad e invitó a organizarse para ser todos y todas protagonistas de la mejora de La Victoria.


  • El MERCADO SOLIDARIO promovido por el Centro Cívico, el Consejo Social y CEAS de La Victoria-La Overuela, el Banco del Tiempo, el AMPA del CEIP Pedro Gómez Bosque, el grupo Scout Independiente Gilwell y la Asociación Vecinal "Los Comuneros" que favoreció la participación de los vecinos y vecinas en el apoyo a las familias y personas del barrio que están sufriendo dificultades sociales que están prestando las Cáritas Parroquiales de ambas parroquias.



Unas fiestas participativas y solidarias en un barrio que quiere ser el barrio de todos y de todas.